Suplementos para el aumento de la masa muscular

Suplementos masa muscular

Los suplementos nutricionales son parte fundamental de un programa que incluye entrenamiento pesado, dieta saludable y descanso, todo para aumentar la masa muscular. Aquellos que no desean comprometer su salud y su cuerpo con químicos o productos riesgosos, pueden dedicarse a la ingestión de suplementos y obtener grandes beneficios. El uso de suplementos debe estar dirigido por profesionales capacitados para ello, en particular el nutricionista especializado en nutrición deportiva, ya que de lo contrario podrían tener efectos indeseables o incluso no tener resultados. Entre los suplementos más extendidos para aumentar la masa muscular, destacan:

1- Creatina

Sin embargo, la creatina se encuentra en pequeñas cantidades en carne y pescado. En el músculo, la creatinfosfoquinasa se combina con el fosfato (creatina-fosfato), dando lugar a una molécula importante que regenera el ADP en ATP, la primera fuente de energía para los músculos en ejercicios intensos.

Los estudios sugieren que la creatina aumenta la retención de agua en las células musculares y aumenta la fuerza y la síntesis proteica, dando lugar al desarrollo de la masa magra.

2- Hipercalóricos

Los hipercalóricos no son más que una mezcla de carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, es decir, muchos de ellos son considerados sustitutos de la comida, porque tienen todos los nutrientes que necesitamos. Pueden aumentar el aporte calórico diario de forma sana, permitiendo así un balance energético positivo, ya que en muchos casos es lo que falta para que el atleta adquiera músculos: calorías.

3- Proteínas y aminoácidos

Proteínas (whey protein, caseína, albúmina, etc.), en general, se utilizan para mejorar la recuperación muscular, el aumento de la fuerza y la producción de energía durante el ejercicio. Se pueden utilizar pre-entrenamiento, post-entrenamiento, al despertar y antes de dormir, recordando que la proteína de whey es de absorción rápida; mientras que la caseína, albúmina y soja, de absorción media-lenta. Al despertar y después del entrenamiento, la mejor opción son las de digestión rápida y antes del entrenamiento y antes de dormir, las opciones de absorción media-lenta.

Los aminoácidos (BCA’s, glutamina, arginina) mejoran la resistencia muscular, regeneran el sistema inmunológico y mantienen la masa muscular presente (anticatabolismo).

4- Cromo (Picolinato de cromo)

El cromo potencia la acción de la insulina y estimula la captación de glucosa y aminoácidos por las células, lo que aumenta el stock de glucógeno y la síntesis proteica. Además, el cromo ayuda al equilibrio glucémico evitando los picos tanto de glucosa como de insulina, lo que dificulta la acumulación de grasa y disminuye el deseo de carbohidratos refinados (esto ocurre cuando se produce un descenso brusco de la glucosa en sangre).

5 – HMB (Beta-Hidroxi-Beta-metil-butirato)

Trabaja en el aumento de fuerza durante el entrenamiento y tiene un efecto anticatabólico. El HMB es un producto generado por la ruptura de la leucina, el aminoácido más anabólico que existe. Los estudios muestran que la adición de creatina +HBM produce mejores ganancias musculares.

6- Sulfato de vanadio

El vanadio imita el efecto que la insulina debe acelerar el transporte de glucosa y aminoácidos a las células musculares. Eso crea un ambiente anabólico. Con esa función, el vanadio es capaz de aumentar los estallidos de glucógeno muscular y acelerar la recuperación del cuerpo para el próximo entrenamiento. Las dosis deben ser de 10-15 mg divididas en 3 veces al día (después de las comidas, siendo una de ellas en la comida posterior al entrenamiento).

Recommended For You

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *