prohibidas para las embarazadas

10 cosas prohibidas para las embarazadas

El embarazo es una época preciosa por la ilusión de albergar una nueva vida, pero también una llena de cambios y de restricciones. Una mujer embarazada debe poner más empeño en el cuidado de salud, lo que implica tener que renunciar a ciertos hábitos, no sólo alimenticios, sino también relacionados con el estilo de vida que llevaba antes de quedarse en estado.

El médico, también el ir conociendo las nuevas limitaciones de nuestro cuerpo serán las que delimiten estas restricciones. Sin embargo, también hay algunas cosas que directamente están prohibidas para las embarazadas. Os presentamos las diez imprescindibles que debes conocer:

  • El alcohol: el consumo de alcohol está contraindicado en el embarazo. Hay que suprimirlo en la medida de lo posible pues puede afectar al desarrollo del bebé.
  • La cafeína y la teína: en general este consejo se puede aplicar a cualquier sustancia estimulante. Debes evitarlo durante el embarazo, de nuevo, en la medida de lo posible, pues aumenta el riesgo de aborto espontáneo.
  • Fumar: el tabaco puede ocasionar problemas de salud para el bebé y complicaciones durante el parto, por lo que debe evitarse. De todas formas, tampoco se recomienda a las futuras mamás fumadoras que corten de golpe con el tabaco, ya que el estrés que sufrirán, incluido el síndrome de abstinencia, tampoco será positivo para el futuro bebé y aumentará la posibilidad de aborto.
  • Hacer ejercicio muy intenso: si bien realizar algo de deporte es positivo durante el embarazo, éste no debe ser extenuante ni excesivamente intenso. Sesiones suaves de entre 20 y 30 minutos de duración es lo más recomendable.
  • Viajar en avión a partir de la semana 36: los viajes en avión no suponen ningún inconveniente durante el primer y el segundo trimestre del embarazo, como tampoco durante buena parte del tercero. A partir de ese momento será necesario consultar con el ginecológico este tipo de desplazamiento. Del mismo modo, si existen complicaciones como pérdida de sangre, diabetes, hipertensión o riesgo de parto prematura, será desaconsejable volar en cualquier momento o, cuanto menos consultar.
  • Someterse a rayos x: rayos x y embarazo no son buenos compañeros. Una embarazada no sólo no debe someterse a radiografías, sino que tampoco debería acompañar a alguien que debe someterse a este tipo de pruebas.
  • Tomar ciertos medicamentos: durante el embarazo es necesario controlar las sustancias que llegan al organismo de la mujer, lo que de forma resumida supone restringir los medicamentos que se pueden consumir. Paracetamol e Ibuprofeno están entre los fármacos permitidos, pero hay muchos otros que no. Por eso durante esta etapa de la vida auto medicarse queda totalmente descartado y será necesario consultar al médico ante cualquier duda.
  • Baños prolongados en la última etapa del embarazo: en realidad, no es bueno bañarse 15 días antes de salir de cuentas o de la fecha programada del parto, ya que el exceso de humedad puede ablandar el exceso el tapón mucoso.
  • Consumir carne cruda: esto sólo se aplica en caso de que la mujer no haya superado la enfermedad de la toxoplasmosis. En realidad quedarán fuera de su dieta estos alimentos, así como las verduras que no hayan sido lavadas adecuadamente.
  • Exponerse a altas temperaturas: el calor es uno de los enemigos de las embarazadas. Esto incluye las saunas o los baños de aguada demasiado calientes. El riesgo en este caso es que aumenta la posibilidad de sufrir un desmayo o mareo.

Estas son las principales prohibiciones para las embarazadas ¿Nos dejamos alguna?

Dejar un comentario