ERC rechaza la investidura de Sánchez

ERC rechaza la investidura de Sánchez sin una negociación consensuada

Los partidos independentistas catalanes siguen siendo la clave para la posible investidura del actual presidente del PSOE, Pedro Sánchez, en el cargo una vez más, tras las elecciones generales del 10 de noviembre, y tras su acuerdo previo con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para formar un gobierno de coalición.

El partido Esquerra Republicana (ERC) celebró el lunes una votación interna con sus miembros, preguntándoles si rechazarían apoyar la candidatura de Sánchez, a menos que se acordara previamente el inicio de conversaciones entre los gobiernos catalán y español para resolver la crisis política en Cataluña a través del diálogo y la negociación.

Con una participación del 70%, el 94,6% de sus miembros apoyó esta opción.

Se entiende que ERC ha iniciado conversaciones con el PSOE para discutir su apoyo a Sánchez. El alto funcionario del ERC Pere Aragonès (también actual vicepresidente de la Generalitat de Catalunya) ya ha dejado claras las condiciones del partido: (1) las conversaciones sobre la crisis política deben tener lugar entre los gobiernos español y catalán y no sólo entre partidos políticos; (2) la capacidad de proponer cualquier cosa a las conversaciones sin límites – ERC propondrá un voto de independencia y amnistía para los nueve líderes catalanes encarcelados; (3) una reunión entre gabinetes antes de la votación de investidura sobre Sánchez; (4) los grupos independentistas también han propuesto que cualquier acuerdo que se alcance en las conversaciones debe ser votado por los catalanes, y que se establezca un calendario claro.

Con la coalición ya acordada con Podemos, los socialistas (PSOE) tendrían suficientes votos en el Congreso español con el apoyo de ERC para mantenerse en el poder. Pero al mismo tiempo, ERC está tratando de encontrar una postura acordada con los otros dos partidos para una república catalana: Junts per Catalunya (JxCat) y el CUP.

JxCat también puso el lunes algunas condiciones para apoyar el acuerdo de la izquierda española: conversaciones entre gobiernos también sin límites, con negociaciones que incluyen un mediador internacional, y reconociendo como interlocutor a los líderes de su partido, al actual presidente catalán Quim Torra, y a su predecesor, Carles Puigdemont, que se encuentra actualmente en el exilio en Bélgica, a la espera de una audiencia de extradición.

El CUP de extrema izquierda pone el listón aún más alto, con un referéndum sobre la autodeterminación y la amnistía para los líderes encarcelados como condiciones.

El PSOE está abierto a entablar conversaciones con ERC, pero hasta ahora no ha dado a conocer sus puntos de vista sobre las condiciones favorables a la independencia, excepto por su rechazo rotundo a un referéndum sobre la independencia.

Los socialistas catalanes (PSC), por su parte, han propuesto el reconocimiento de Cataluña como nación y de España como Estado plurinacional. El jefe del PSC, Miquel Iceta, también dijo que la crisis catalana sólo se resolverá a través de “el diálogo, la negociación y un acuerdo con pleno respeto al marco legal vigente”. Iceta ha expresado su “optimismo” para salir del punto muerto en España con el apoyo de ERC.

Los miembros del PSOE también han dado luz verde a un gobierno de coalición con Podemos con el 92% de los votos, mientras que los miembros de este último están celebrando una votación similar que finalizará el martes. También se espera un abrumador sí, como hicieron sus aliados catalanes En Comú Podem.

Dejar un comentario

Noticias Pórtico de Zamora